Ene 172013
 

España ha sido cuna de grandes ajedrecistas a lo largo de la historia, desde Ruy López de Segura en el siglo XVI, hasta el joven Iván Salgado López, el último Gran Maestro Internacional coronado en el 2008. En esta oportunidad no hablaremos de un gran maestro, sino de un jugador muy particular y recordado en la rica tradición española.

 Antonio Medina nació en 1919, y empezó a jugar a los 14 años al ajedrez. El dato no es menor, ya que se considera una edad inusual para comenzar con la práctica. No obstante, tras abandonar los estudios en Química por la irrupción de la guerra civil española, y se dedica a tiempo completo al ajedrez.La anécdota más conocida de este jugador tuvo lugar durante la XVI Olimpiada de Ajedrez, mientras jugaba contra Botvinnik. Durante la partida el ruso se quejó a su capitán, acusando que no podía concentrarse por culpa de Medina, que estaba silbando. El español, cada vez que se sentía desorientado en una partida, comenzaba a silbar, y en efecto, aquella jornada perdió la partida, pocos movimientos después. Fue campeón de España en 7 ocasiones, y representó a España en numerosas ocasiones. Falleció en el año 2003.

[jamiesocial]

Please follow and like us:

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)